Cura la fiebre de forma natural

Cura la fiebre de forma natural sin necesidad de recurrir a la toma de antipiréticos o tratamientos médicos invasivos, en los casos donde no son necesarios.

La fiebre es un mecanismo natural del organismo para combatir los virus y bacterias que causan infecciones y enfermedades en el cuerpo; evitando su propagación y reproducción, al tiempo que contribuyen a quemar toxinas y estimular el sistema inmunitario para contrarrestar las diversas enfermedades que puedan afectar sistema inmunológico.

En la mayoría de los casos la fiebre en adultos puede curarse por sí sola y solo es necesario regular la temperatura de la habitación y el nivel de hidratación del organismo para facilitar su rápida disminución; sin embargo, es importante que si un cuadro de fiebre no disminuye, se recurra a tratamientos o ayuda médica.

Hidrátate

El principal método que cura la fiebre de forma natural es el consumo de abundante líquido. Tanto niños como adultos necesitan ingerir abundantes cantidades de agua para permitir que el organismo pueda recuperar rápidamente lo que pierde en sudor o por estornudos, ante cuadros de gripe.

Un cuadro de deshidratación puede provocar que la temperatura corporal aumente a niveles peligrosos ocasionando mareos, dolores de cabeza, baja presión arterial, calambres musculares y convulsiones.

Cura la fiebre de forma natural ingiriendo 2 litros de agua al día. Cuando los cuadros de fiebre son muy seguidos es recomendable tomar bebidas rehidratantes diluidas en agua para proporcionarle al organismo los electrolitos que ha perdido a causa del sudor.

Se debe eliminar el consumo de bebidas que contengan alcohol o cafeína en su composición. Ya que estas contribuyen en la eliminación de líquidos, favoreciendo la deshidratación y debilitan el sistema inmunitario.

Temperatura externa

Cura la fiebre de forma natural regulando la temperatura de la habitación para proporcionar un ambiente fresco que no contribuya a que aumente más la temperatura del paciente. La temperatura de la habitación debe estar regulada entre los 23 y 25º C; y si la habitación es muy caliente o cerrada se recomienda el uso de un ventilador para mantenerla fresca.

La toma de baños con agua templada es un método que cura la fiebre de forma natural tanto en adultos como en niños. Es importante que estos no duren más de 5 minutos y que el agua no esté caliente ni fría o contribuiría a aumentar más la temperatura corporal. También es necesario usar prendas de ropa ligera y de tejido natural que permitan el paso del aire para mantener al paciente fresco.

Descansa lo suficiente

Para curar los cuadros de fiebre ocasionados por cualquier tipo de virus es importante poder descansar lo suficiente, estar en un entorno cómodo con ropa fresca, suficiente líquido al alcance para mantenerse hidratado y evitar realizar actividades que no sean completamente necesarias. Un descanso inadecuado debilita el sistema inmunitario y contribuye a que los cuadros de fiebre sean más fuertes.

Cura la fiebre de forma natural regulando la temperatura de la habitación donde te encuentres, toma suficiente liquido y bebidas rehidratantes que aporten electrolitos, evita el consumo de bebidas alcohólicas o con cafeína y descansa lo suficiente; pero nunca evites recurrir a ayuda médica si la fiebre solo parece empeorar. ¡Cuídate!

Leave a Reply